Google+ Descuento de pagarés: Funcionamiento de las letras de cambio

Funcionamiento de las letras de cambio

En la entrada de hoy hablaremos sobre otro medio de pago usado en el mundo empresarial, al igual que los cheques o los pagarés, aunque en muchas ocasiones no es usada por ciertas pymes debido a que desconocen la naturaleza de este método o no están habituadas a su uso. Se trata de la letra de cambio. Comentaremos su naturaleza y características con un lenguaje que permita conocer este método a todo pequeño empresario que no lo conozca, evitando entrar en tecnicismos que no aportan información práctica.

La letra de cambio, al igual que sucede con otros medios de pago, es simplemente un documento (que tiene que cumplir una serie de requisitos formales de los que hablaremos en próximas entradas) en el que una de las parte se compromete a realizar un pago a la otra parte. No obstante, su mecánica en cuanto a su funcionamiento es algo distinta a los pagarés, que también exigen un determinado pago, usualmente con un vencimiento diferido respecto el momento en que se emite.

En el pagaré fundamentalmente (a pesar de que es posible complicar la operativa e incluir más actores en el proceso) hay dos partes. La que emite el pagaré para hacer frente a una compra, y el que recibe el pagaré con la promesa de pago. En la letra de cambio, una de las partes intervinientes (librador) emite la carta al librado, por lo que éste último asume la deuda que tendrá que afrontar en la fecha pactada.

Pero  también puede intervenir el tomador, persona a la que se “transfiere” esta carta  mediante un endoso y el derecho a recibir el futuro pago. Hay otras figuras como avalistas, incluso pueden existir sucesivos tomadores.

Lo importante respecto al pagaré, es diferenciar que la letra de cambio “nace” de parte del acreedor. Es decir, si nosotros realizamos una venta, confeccionaremos la letra para nuestro cliente. En el caso del pagaré, es el cliente (deudor) quien emite y entrega  un pagaré a la empresa del vencimiento o su descuento.

Por último, una de las características comunes entre ambos medios de pago, es que las letras también pueden descontarse, con todas las ventajas que ello supone.

No hay comentarios:

Publicar un comentario