Google+ Descuento de pagarés: Conceptos básicos de finanzas empresariales

Conceptos básicos de finanzas empresariales

En el momento en que necesitamos realizar un descuento de pagarés, hemos de valorar aparte de la necesidad que tengamos en un momento dado de liquidez, el coste que nos va suponer llevar a cabo la operación. Por supuesto, todos los elementos que debemos tener en cuenta deben ser proporcionados por la entidad con la que vayamos a trabajar, pero es indispensable que desde nuestra propia empresa sepamos operar con las distintas cifras que nos ofrecen.

La razón es que en muchas ocasiones se nos indica poco más que el importe en términos absolutos que se nos va a ingresar en cuenta y el tipo de interés utilizado. Pero tenemos que ser capaces de conocer de una forma rápida y cómoda lo que nos está costando exactamente ese descuento, teniendo claro el tipo de interés que se nos está aplicando y el coste financiero incluyendo todos los conceptos posibles, como las distintas comisiones que algunas entidades (no todas) pueden aplicar por estudio de la operación y que afecta directamente al cálculo.

Conocer todos los datos y poder hacer operaciones simples con ellos nos permitirá comparar las distintas posibilidades que tenemos y elegir la más adecuada. Por eso en una serie de entradas vamos a realizar una pequeña introducción a la matemática financiera. Lo suficientemente sencilla para que sea asequible para todo interesado en mejorar sus conocimientos financieros, pero adecuada al objetivo propuesto: conocer qué nos está costando nuestra financiación.

Básicamente nos centraremos en introducir algunos conceptos básicos como las principales leyes financieras (capitalización simple, capitalización compuesta), conceptos de interés como la suma y la operación financiera o los distintos tipos de interés con los que podemos trabajar (tipos de interés efectivo, tipo de coste, tipo nominal…)

No se pretende conseguir un nivel avanzado, sólo unas herramientas para facilitar la gestión de su pyme a todos aquellos empresarios que por cualquier razón se han centrado en la actividad diaria de su empresa y quieren implicarse más en otras facetas de la gestión de su empresa.  Estos conocimientos permitirán controlar mejor sus costes y un punto de partida por si en el futuro quieren ampliar su formación.