Google+ Descuento de pagarés

Echando un vistazo al interior del PIB

Hay muchos empresarios de éxito que no han tenido ninguna formación económica. Simplemente con sus conocimientos sobre sus fortalezas, del medio en que se van a mover, sus contactos y su capacidad para conseguir financiación, han podido alcanzar y mantener su éxito.

Pero tal y como ya hemos discutido, la formación es una herramienta muy potente. Por nuestra parte, en este miniciclo estamos explicando algunos conceptos de economía. Ya vimos en qué consistía la inflación y la deflación. Hoy miraremos dentro del Producto Interior Bruto.  Otro habitual, como no podía ser de otra manera, de la información económica.

A grandes rasgos todos nos tenemos una idea de que es el PIB. Sabemos que indica el tamaño económico de un país. Una definición más concreta sería que el PIB es el valor de los bienes y de los servicios finales que se han producido en la economía en un periodo dado (un año).

Crecimiento pib positivo para las pymes

¿Pero de qué elementos se compone el PIB? En primer lugar, por su elevado peso específico dentro del PIB total, podemos hablar del consumo, que como podemos imaginar corresponde al consumo que realizamos día a día, no solo de productos sino de bienes: ir a la compra, un corte de pelo, comprar un coche…

En segundo lugar, encontramos la inversión. Representa las compras e inversiones que realizan las empresas. A nivel de ciudadanos, la compra de vivienda se engloba en este componente, que como podemos suponer es fundamental en el futuro de cualquier economía.

Por su parte el gasto público ha sido protagonista en los medios desde el inicio de la crisis, aunque en este caso, tradicionalmente cuando nos referimos a este elemento nos estamos centrando en las compras que realiza el país, sin entrar en otro tipo de transferencias que realiza y que podrían incluir gastos derivados de la sanidad, educación… Es este último caso al que se refieren los medios cuando hablan del gran déficit de la economía. Es un problema de primera magnitud ya que esta situación no es sostenible y lastra al conjunto de la economía ya que de alguna forma hay que financiar este agujero en las cuentas.

Hay varias formas de afrontar un descuadre de este tipo, desde las más dolorosas (los ya tristemente famosos recortes) hasta otras, a priori, menos traumáticas como mejorar el sistema fiscal y su capacidad para recaudar de forma más eficiente.

 Reducción deficit recortes empresa

A continuación, tenemos las exportaciones netas. Otro viejo conocido. Escuchamos multitud de veces que, en el caso concreto de España, tenemos un abultado déficit comercial. Importamos (compramos al exterior) más de lo que vendemos (exportamos). Esta circunstancia refleja un problema de competitividad. Una asignatura pendiente desde hace mucho tiempo que merecerá una entrada en exclusiva. La gran dependencia energética de España no ayuda en absoluto en solucionar los abultados déficits.

Por último, tenemos a nuestro último protagonista, la variación de existencias. No todo los que se produce este año se vende este año. Se puede producir algo en el año 2019 pero ser vendido en el 2019. Esta variación normalmente es pequeña y por ello siempre suele aparecer en el último puesto de las explicaciones.

Esperamos  haber ofrecido una explicación clara y sencilla de los principales elementos que configura el PIB. En la próxima entrada hablaremos de los tipos de interés. En todo caso nos ha quedado en el tintero un par de detalles interesantes a explicar sobre el tema tratado hoy, por lo que en el futuro muy cercanos ampliaremos un poco más la información.